12 abril 2009

Insípido’s day

Es un día mas, de nulas ambiciones en la vida, de fracasos que bailan a mi alrededor y de niebla que me abruma aun, que me mata, me destruye, me confunde y me da el máximo sabor de la gloria hecha pedazos. Ya se, me contradigo en hablar de un día insípido y después menciono el sabor a gloria desmoronada, que más da. Parezco atarme a felices recuerdos que haciendo una comparativo involuntario, me dan por resultado la peor de las decepciones. ¿Qué se hace en estos casos? ¿Qué me trae de regreso o me hará tocar fondo? ¿Qué detiene mi pensar y cambia mi sintonía?
Tal vez sea el dolor de no tenerte o el saber que no soy fuerte, el venir haciendo menos mis malditas ambiciones, el sentarme a leer un libro sin saber lo que me dice, es canela por el suelo, es sustancia inexístete, la que me tiene pendiente de un futuro nada cierto. La soledad de los abuelos se vuelve poca cosa, el vaivén de las derrotas se hace mi equipaje y un sin fin de sinfonías todas ellas mortuorias se forman a la idea de que aquí se quedaran.
Un país en desventaja, un brete en mi bolsillo, un gobierno que no ataca o una sociedad sin ningún brillo, esas quizás sean mis razones. Tu partida ya es costumbre, no te creas indispensable, corretearte no es preferencia, tal vez apagarme en soledad.
POR: Gloria Fraca

1 comentario:

Anónimo dijo...

PERFECTO, ME SIENTO IGUAL ES UNA DE ESOS DIAS EN QUE LA VIDA RESULTA COMO COMER CARTON...