23 marzo 2011

Elizabeth Taylor: adiós, ojos violetas


Por:
      Patricia Godínez
      @patriciarock101


Elizabeth Taylor, una de las más grandes luminarias del cine del siglo XX, falleció esta mañana en Los Ángeles, California, a los 79 años. La actriz, dos veces ganadora del Oscar, tenía una larga historia de mala salud y recientemente estaba siendo tratada por síntomas de insuficiencia cardiaca congestiva.
Sus cuatro hijos estaban con ella cuando murió en el Hospital Cedars Sinai Medical Center. En un comunicado, su hijo Michael Wilding dijo: “Fue una mujer extraordinaria que vivió la vida al máximo; sabemos que el mundo es un lugar mejor porque mi madre vivió en él; su legado nunca se desvanecerá, su espíritu siempre estará con nosotros y su amor vivirá por siempre en nuestros corazones”.
En su mejor momento, fue sin duda una de las más grandes actrices del mundo, y también una de las más hermosas.
Su colorida vida privada, el éxito en la pantalla grande y el trabajo con organizaciones civiles en favor de los enfermos con VIH SIDA, la mantuvo en los reflectores a lo largo de toda su vida, desde que comenzó a actuar, a los 9 años de edad. La cima de su carrera en el cine se dio entre las décadas de 1950 y 1960, con 4 nominaciones a los premios Oscar, consecutivamente, de 1958 a 1961.

Su primer Oscar llegó gracias a su participación en la cinta Butterfield 8 dirigida por Daniel Mann (1960). El siguiete premio de la Academia le fue otorgado por la película Who’s Afraid of Virginia Woolf? (1966), una de las 12 películas que hizo con su esposo Richard Burton, a quien conoció durante el rodaje de Cleopatra (1963), filme famoso no sólo por ser uno de los más caros de todos los tiempos, sino porque fue el caldo de cultivo para uno de los más grandes romances de Hollywood, el de la misma Taylor con Burton.
Taylor ya se había casado cuatro veces, con Conrad Hilton Jr., Michael Wilding, Michael Todd y Eddie Fisher, antes de casarse con Burton en 1964. Su tempestuosa relación vio el divorcio en 1975 y en ese año se volvieron a casar. Posteriormente, Elizabeth Taylor se casó con John W. Warner y Larry Fortensky.
Los problemas de salud de Taylor comenzaron con una caída que la hizo cargar toda la vida fuertes dolores de espalda: el accidente ocurrió durante el rodaje del filme National Velvet (1944). Posteriormente padeció una neumonía provocada por una cepa rara de la bacteria que la provoca, y casi muere en 1961. Liz Taylor también vivió fuertes luchas con adicciones al alcohol y a los analgésicos, a lo largo de su vida.
En la década de los 90, tuvo que soportar 2 operaciones de reemplazo de cadera, y otro ataque casi fatal de neumonía; también sobrevivió a la cirugía de un tumor cerebral benigno en 1997. En 2004 fue revelado que sufría de insuficiencia cardiaca congestiva, con síntomas como la fatiga y la dificultad para respirar, así como escoliosis provocada por la desviación de su columna vertebral. Pero ninguno de estos padecimientos le impidieron continuar con sus obras caritativas en favor de las personas infectadas con el VIH, que creó en 1991 después de la muerte de su amigo y co-estrella Rock Hudson.
En el 2000, la reina Elizabeth II la nombró Dama del Imperio Británico.
Además de sus cuatro hijos, Michael Wilding, Christopher Wilding, Maria Burton y Elizabeth Frances Todd Tivey, le sobreviven 10 nietos y cuatro bisnietos.
Un funeral privado de la familia se llevará a cabo esta semana. En lugar de flores, la familia ha solicitado que se hagan contribuciones a la fundación Elizabeth Taylor Aids foundation.

2 comentarios:

carolina corazon dijo...

yo creo que si alguien me pudiera contestar quien fue su mejor amigo pero yo con 12 años despues de lo que lei y me conto mi papa creo que fue una gran mujer y no voy a negar que fue muy pero muy hermosa quisiera por favor que me pasen fotos de cuando hizo la pelicula carrie primera parte

carolina corazon dijo...

por favor no me ignoren con las fotos