02 marzo 2011

Desde Chile.... Anita Tijoux, mucho flow

Por: 
       Hugo Tenorio
 
Después de haberle dado la vuelta al mundo gracias a que Thom Yorke recomendó su tema 1977, la MC franco-chilena y ex-miembro del combo Makiza, Anita Tijoux se presentó la noche del 17 de febrero en el Vive Cuervo Salón, del Distrito Federal.
Antes de que Anita subiera al escenario, el encargado de encender los ánimos fue Camilo Lara del Instituto Mexicano del Sonido, en su faceta de DJ, quien fue viendo cómo el foro se llenaba poco a poco.
Pasadas las 10 de la noche, Tijoux apareció para ofrecer temas del álbum de mismo nombre que el citado sencillo, editado bajo Nacional Records (2010). Sus letras hablan con demasiada soltura de temas como la amistad, la muerte de un ser querido, la crisis creativa, la mala suerte y sus problemas personales. Todo lo anterior hizo que para la segunda canción, el público se le entregara por completo tanto a ella como al DJ y a otro MC que la acompañaban en escena, al más puro movimiento de brazos a manera de abanico.
Tijoux vino a presentar un disco que contó con la participación de Hordatoj, Foex y Tee del sello Potoco Discos, quienes trabajaron en alianza con Habitación del pánico; de igual forma, participa el saxofonista Agustín Moya –con quien Tijoux trabajó en la agrupación Aluzinati-, Andrés Celis, a quien conoce desde niño, Solo Di Medina, que canta en francés junto a Ana, Bubaseta, Stailok de Movimiento Original, DJ Dacel, una MC de Detroit llamada Invincible, Quique Neira y Cómo asesinar a Felipes.
Diminuta de complexión, pero con gran fuerza vocal, demostró a golpe de rapeos intensos y mucho flow por qué ha sido llamada a colaborar con artistas como Julieta Venegas y Latin Bitman, ya que trae toda la escuela del rap chileno a cuestas.

Ante un foro a más de medio llenar, quizá por escasa difusión o por el hecho de que esa noche también tocaba Ratatat, Anita fue dosificando cada uno de sus temas, para al final despedirse y luego reaparecer, momento que aprovechó para invitar al cantautor franco-mexicano Adanowsky, también de raíces chilenas, a que interpretara un último tema a su lado.
Propios y extraños quedaron satisfechos con su presentación, breve pero consistente.

Dicho sea de paso, enviamos un fraternal abrazo a quienes nos leen en Chile. Aqui dejamos parte, de lo que se vivió esa noche...



No hay comentarios: