13 mayo 2011

De Coyoacán para el mundo...

Por: euGENIO ZAMORA MOJICA







En el corazón de Coyoacán, Distrito Federal (México). Se encuentra las caballerizas de Cortes, lugar que, presumiblemente albergó los caballos del conquistador ibérico. Hoy en día, este inmueble se convierte en una feria de artesanías, y escenario de artistas que llevan, el feo mote de “callejeros”. 

Virtuosos talentos, originados de modo emergente, que divierten cada 40 minutos al público con sus distintas disciplinas; ahí te topas con malabaristas, mimos, cómicos, cantautores, bohemios, rupestres, rocanroleros, escritores y teatreros. Y es ahí, precisamente ahí, donde me encontré a Enrique Muñoz, un vato oriundo del D.F. que desde hace 13 años y 5 discos, se dedica a hacer rolitas, que hablan de cotidiano vivir, en una caótica ciudad, capital de nuestro México. A base de humor negro, y un singular tono de voz, el buen Enrique, hace lo suyo, y dedica su trabajo a la crítica social, eclesiástica y política, logrando un show que alterna chistosas anécdotas, con sus canciones, igualmente hilarantes. Además hace partícipe al respetable con preguntas, e intervenciones, para lograr, un espectáculo netamente familiar, y con una dosis de concientización.

Él es Enrique Muñoz, y estas, sus rolas…



No hay comentarios: