20 enero 2010

¡¡¡Gracias...TOTALES!!!


Hacer LA WACHA a lo largo de un año, es labor de mucha gente, que de una u otra manera se han visto involucrada en la realización de un proyecto como este.
Por eso, el staff wacho agradece de esta forma a…

Palomita Rodríguez
No quiero decir que fue un año difícil. Pero fue un año difícil. No quiero hacer alarde al cliché y decir pomposamente que fue también un año lleno de personas y momentos extraordinarios. Sin embargo lo fue. Al cabo, este es mi espacio para agradecimientos –como los de los discos, decían en la redacción-donde se supone, uno enumera a la gente que quiere mucho y a la que no tanto; y justifica sin querer, la indiscreta pasión humana por el cliché. La verdad es que llevo un par de semanas evadiendo este momento porque en verdad la quiero mucho a quienes voy a agradecer y porque La Wacha ha sido sencillamente lo mejor que me ha sucedido en mucho tiempo. Y en estos primeros días de un año que me parece cada vez más telúrico e incierto - constituye el primero en mi propio reality bites- resulta interesante palpar con el ánimo y la conciencia una maraña de palabras e imágenes que donde hace poco más de un año no había nada y que ahora; en conjunto; podrían significar todo.
Así abusando nuevamente del cliché, tendría que empezar a agradecer primero que nada a La Wacha, por existir. Por todas las noches que me ha acechado en sueños con las pesadillas del deadline y por rondar como espectro cuando las computadoras se mueren y las cámaras amanecen indispuestas. Por hacerme dejar de comer sopa de letras en un intento desesperado de evitar hacer un cuento en el mantel de la cocina. Por estrujarme los nervios con esperanzas, y esperanzarme cuando los nervios destrozados son lo de menos. Por aguantar ausencias y describir rutas sin mapas. Por encontrar magos en el camino. Por volver locos a mis amigos. Porque no me alcanza la memoria para alcanzarte ni espero que me alcance. Porque me obligaste y me castigaste. Porque te he añorado y me añoraste. Porque eres vicio y rehabilitación lo cual no tiene importancia porque al cabo uno nunca puede distinguir el mal del remedio. Porque de tan mala eres buena y de buena... Te caes del árbol. Porque habría de hacerte un poema y mejor te conté una de vaqueros. Porque debía ilustrarte y probablemente te hice un entuerto. Porque no sé de donde saliste y al final me importa un carajo. Porque al fin te quiero y bien y no sé qué más puedo decirte. Sólo gracias porque esas nunca estorban; a ninguno sobran, no cuestan y con suerte; a menudo quien se atreve a ellas es sincero lo suficiente. Gracias antes que por el beneficio, por el oficio; mira que me hace falta. Y por los empujones y las cachetadas. Por la terapia para curar pánicos escénicos, bloqueos creativos, obsesiones estilísticas y delirios literarios. Por exigirme lo mejor. Por enfrentarme a mis debilidades. Por dejarme literalmente sin palabras.
Ahora bien, debo agradecer a mis compañeros wachos -Eugenio Zamora y Meg García Pineda. Por soñar duro y trabajar más. Por creer y aguantar como los machos. Por compartir y valorar. Por respetar y saber cuándo actuar. Por la amistad y esta maravillosa mancuerna. A Julieta Rodríguez; extraordinaria actriz, gran amiga y mentora de nuestro equipo. Por todos los grandes momentos, por el apoyo incondicional y la paciencia.
A Luis Arturo Jiménez, jovencísimo productor ejecutivo, visionario, hermano, ejemplo a seguir. No puedo olvidar el hecho de que fue quizá la primera persona que creyó en nosotros o por lo menos en que merecemos una oportunidad. Agradezco infinitamente la confianza, pero sobre todo el hecho de estar ahí. Porque contigo tengo la certeza de que alguien siempre me dará la mano.
A toda la gente maravillosa que conocí por este medio- incluso la mala es de lo mejor- en especial Al Tigre Hernández del Centro Cultural El Manojo y a los Hermanos Concha y todo el grupo Revolución Radial Live! Su apoyo y labor han sido cruciales para nosotros. No puedo más que ofrecer infinitas gracias por abrirnos sus puertas y darnos la oportunidad de ser parte de sus trayectorias. A los Hermanos Jacob- Gustavo y Ricardo- a Alfonso Figueroa y a la Extraordinaria Neko Case -por cada frase correcta en el momento justo-. Sin duda, juntos, se llevan el titulo de Mis Personajes del año.
Debo agradecer también muy especialmente a Xochiquetzal Grupo Industrial por todo el apoyo y la confianza. Son las primeras personas en años que no me dijeron que este rollo de la cultura y el arte es una verdadera locura.
A los hermanos Valdés de la Campa; Davo y Fabiola; gracias por ser quienes son. Por su determinación, fortaleza y talento. Por ser parte de esa juventud morelense por la que podemos creer en el futuro. No me canso de admirarlos, presumirlos y apreciarlos.
A Guillermo Michel, Loui Ramírez y Gerardo Sánchez. A Ricardo Mendoza por compartir con nosotros su extraordinaria labor, a todos los colaboradores activos y en general a todos los que de una u otra forma han contribuido a encaminarnos en esta chamba.
Mención aparte merece Raúl de la Loza, profesor y gran amigo. A quien le debo no haber mandado al demonio muchos de mis objetivos a la mitad del camino. Gracias también por el apoyo incondicional a todos mis proyectos y divagaciones de vida.
Como olvidar a mis pocos pero invaluables amigos de siempre- en buenas, malas y rémalas-Arturo Vásquez, y Asyaded Palacios Sánchez -mis hermanos - a Cesar Vásquez, Diana Jiménez, Silvy Horta y a la banda de Tícumán que mejor no enumero para evitar reclamos porque seguramente no voy a contar a todos los que son.
Y por último gracias a quienes nunca he terminado- ni lo haré supongo- de agradecer y bendecir, y en nombre de quienes he dado cada paso. A mi mamá y mi abuela. Gracias por su ejemplo y su aliento. Por nunca cortarme las alas y por llevarme de la mano hasta fui capaz de volar sola. Gracias por creer ahora como han creído siempre. Cada palabra y cada imagen son por ustedes. Y por ustedes estoy a cada paso- con caídas y todo- más cerca de mis sueños. Con suerte más digna haber nacido entre ustedes.
Gracias infinitas a nuestros lectores quienes tienen la última palabra y nos dan ahora la oportunidad de celebrar un aniversario. Estamos en pie de lucha y con su confianza vamos por más. Mucho más.


***Palomita Rodríguez



euGENIO Z.M.

¡¡¡Caray!!! Tendré que comenzar agradeciendo a mi colega, co-editora y socia Palomita Rodríguez, quien después de mucho pensarlo decidimos darle con todo a este proyecto, mismo que nos ha traído más satisfacciones que corajes (situación que viene muy al caso mencionar). Sin duda agradecer a Miss Jacaranda y al Davo, ambos, quienes engalanan a LA WACHA con sus textos ¡Gracias por confiar en el proyecto! Ahora es turno de agradecer de la misma infinita manera a mis amigos mas cercanos, quienes sin ser parte de este colectivo se fletarón ayudando, tal es el caso de Iván C. D., Mehari, Julieta Rodríguez, Jonathan, Edgar, el otro Edgar (Gary) y Raúl de la Loza.
Es turno de agradecer a quienes promueven la cultura, creando con nosotros un círculo perfecto; así es el caso de Faby (The Black Dama), quien como los grandes se rifa haciendo, organizando y promoviendo eventos que difunden el trabajo de muchos colegas, de la misma manera se agradece a Davo Valdés, ¿Qué más podemos decir del Davo? ¡Gracias CARNAL! Kefa (y la NOT Ofensiva), Mr. Tigre (y a todo el personal del Manojo, lugar mágico que además me tiene un gran significado), Los hermanos Concha (Héctor y Mario, así como a todo el crew del Radial Live y Revolución Radial), a Kosmo (y su Más ruido), a Barnie (y su Sra. Indiskresion), por supuesto aquí entra un agradecimiento y abrazo al colega Ska-poo, también a Martín Ramírez (y su Charro Negro), a Lalo Zittle, a los Degar (Rafa y Paty), a los colectivos Lazarillos y Zoonar, quienes no dejan de alzar la voz, manteniendo despierta la conciencia y la crítica. También a esa tercia de ases de la FM: Paco López, Beto Hernández y Hugo Tenorio, quienes nos dan espacio para difundir los eventos en que LA WACHA se ve inmiscuida.
Por supuesto, es preciso agradecer a quien se fletan haciendo arte, que lucha todos los días tratando de desmitificar el estigma de que “el artista no trabaja y por tanto no gana”, para ustedes nuestro respeto y admiración. Por ustedes esta hecha LA WACHA.
Finalmente agradezco en grande a aquellas personas que están ahí al pendiente de LA WACHA, preguntando, comentando, viendo, leyendo y sugiriendo; amigos, familia, gente cercana, que es taaanta, que pa´que los nombro a todos, Gracias millones… Y porque en toda obscuridad se necesita LUZ; en mi penumbra yo tengo la mía, ¡¡¡Y amo la 1 montón!!!
Y por si alguien se me escapo. Una disculpa, ustedes saben que les estamos 100% agradecidos…


Davo Valdés
A Eugenio Zamora y a Palomita Rodríguez, los fundadores y motores de La Wacha, ambos han sido de poca madre conmigo y a los dos admiro y considero grandes amigos. Además compartimos el gusto por las películas de bajo presupuesto y las letras. Espero que en el 2010 sigamos con las lecturas y los proyectos.
A Fabiola “Dama Negra” Valdés, promotora cultural que ha organizado un gran número de los mejores eventos que hubo el 2009 en Morelos. Siempre del lado de los artistas, sus eventos han ido desde el Metal, el rock urbano, el apoyo a organizaciones ambientalistas, las letras, el rock alternativo y la trova. Ha apostado por géneros y propuestas poco apoyadas en nuestro estado y ha colaborado con diferentes colectivos.
A mi familia, que me ha apoyado en este camino de las letras. Sobre todo a mis abuelos, a mi padre, madre y hermana, estas últimas que me soportan cuando escribo.
A los artistas que han compartido escenario conmigo y a los que me han inspirado: Citlali Ferrer, José Antonio Aspe, Lorena Aguilar, Ada Carasusan, Lalo Zittle, Natalia Correa, Way Menoca, Leonardo de Onovide, La Soledad, Xcanda, Ofensiva N.O.T., a La Marcha de la Paz, a Yoali e Itzel Munguía, a Oliver Montor, Haro, Ciudad de Ciegos, Jorge Garibaldi, a La Piedra, a Leonardo Ortega, Suma Cero, Jerónimo Gómez, Ilse Priego, Habitantes de Moria, Yeni Rueda, Nubia, Nat, Sara, Rox, Flanders, E, Mixitli y Jorhito. A todos los que leen La Wacha y mi blog La Cueva del Wendigo.


Pepita Jacaranda
Un millón de felicidades y agradecimientos a LA WACHA, hoy que ya por fin se cumple un año de existencia, de ardua lucha para quedar dentro del gusto de varios de sus lectores favoritos, a todos ellos se les agradece también, al habernos leído y seguido durante todo este tiempo.
Gracias por la oportunidad de la publicación y el derecho a la libre expresión; por creer en las ganas y el ímpetu de todos sus colaboradores.
Que siga todo el éxito y la buena vida para LA WACHA, que sigan las buenas vibras y la aceptación de muchos más lectores, seguiremos al pie del cañón…


José PUMA:
Agradezco enormemente a aquellos difusores culturales, quienes crean sus eventos y nos invitan a difundirlos, promoverlos y en ocasiones a participar. A quienes creen en LA WACHA y le dan su justa dimensión. A los amigos reales, que se mantienen de cerca, testigos de cómo LA WACHA crece, que estuvieron pendientes desde sus primeros pasos, hasta ahora, que camina despacio, pero firme. Al amor de mi vida, testigo de mi pasión tan grande por las letras; LM mi texto es tuyo. Al staff wacho, quien tuvo a bien invitarme a formar parte de un proyecto que paga con satisfacciones inimaginables. A los antes mencionados, INFINITAS GRACIAS


The Zoot Suiter
Llego el thanks time; comienzo dándole gracias a mi jainita, siempre al pendiente de mí. Mi jefita que me dejo esa herencia del hard work. Bisnear no es lo mío, pero hacer lo que hago con LA WACHA me llena de satisfacción, ¡me deja un sabor de boca rico, ves!
Partners hacedores de LA WACHA y racita que nos lee, les agradezco de puritito corazón el abrirnos sus puertas, mi alma de artista sonrie al leer sus comentarios. No dejen de seguirnos, que aquí estará el Suiter pa´bailarse un buen swing…



7 comentarios:

Anónimo dijo...

hey!en hora buena wachos!!!
me apaciona tanto lo ke encuentro con ustedes,en lawacha.pues es una gran muestra de ke lo importa es la satisfaccion personal despues de compartir lo ke keremos con el respetable publico y lectores....de todo corazon, felicidades....un admirador muy suyo.

Davo Valdés dijo...

No me queda más que seguir celebrando este primer aniversario.
Lo demás ya está dicho.
Saludos

Fabiola dijo...

Heey!! que chido!! me da un bueen...noo un chingo de gusto que LA WACHA VIVA Y SIGA VIVA!!
Es un gusto caminar a su lado y seguir generando una cultura en Morelos.
A Eugenio y Palomita siganle echando y que esto siga evolucionando, se les admira y aprecia chicos :D
P.D. Que onda cn el eventoooooooo!!

Un abrazo!

Anónimo dijo...

La wacha tambien cumple anos y los celebramos con ustedes.apreciamos su labor y entrega chicos. Envío un abrazo al equipo creativo de LA WACHA.
Regina O.P.

waymenoca dijo...

saludos y felicidades. menoca.

Fab dijo...

FELIZ 1ER ANO WACHOS. SE LES QUIERE
MUAC MUAC MUAC MUAC

FABIOLA

Anónimo dijo...

Enhorabuena felicidades
Es un privilegio haber conocido su proyecto llamado LA WACHA, es un honor leer a cada uno de sus colaboradores.
A todos los que han formado esta revista cultura, gracias.
Sigan mas años y sigan apoyando la cultura.
VIVA