03 enero 2010

Desde Rusia con Amor.Magno Ballet Estatal de Moscú


Magia y virtuosismo. Plasticidad y técnica magistral. La más exquisita y perfecta unión entre fuerza y belleza. La mística tradición dancística del este ejecutada por absolutos magos y maestros nacidos de la entraña misma de la danza clásica. El Magno Ballet Estatal de Moscú de la mano de Nikolai Androsov se presentó la noche del martes 15 de diciembre en una gala de perfección y el encanto más etéreo que el arte tenga memoria.* *
Abarrotando el Teatro Ocampo en dos funciones demoledoras, Georgy Smilevsky campeón de la Competencia Internacional de Varna y la prima ballerina Natalia Krapivina - verdadera sílfide hechicera del escenario y tambein campeona en Varna- recrearon el magnifica y mágico encanto del clásico de P. I Tchaikovsky, El Cascanueces seguido de una suite -El triunfo de la danza- con un montaje de exuberante belleza y fragmentos diversos de La tormenta de invierno de Aleksander S. Pushkin y Don Quijote; danzas húngaras, valses para ballet (La Mascarada de Aram Khachaturian y al cierre con broche de oro, un espectacular y a la vez depurado set de free style en ski para nieve, que arrancó con el entusiasmo que aun podía reservar el publico.
El grupo Russian Seasons; fundado en 1991; enaltece la tradición baletística de Europa del este, en triunfos permanentes por Francia, Grecia , Japón , Israel, Turquía, Argentina y Chile, entre otros escenarios pisados con absoluto éxito desde su fundación por el ilustre coreógrafo Nikolai Androsov (también colaborador y miembro del Ballet del Teatro Bolshoi y del Ballet del Teatro Kirov de Rusia.
La brillante carrera y arrasador desempeño ha convertido al Russian Seasons oficialmente en Ballet Estatal de Moscú y en uno de los grupos más importantes e influyentes de la escena internacional. En esta ocasión de paso por Cuernavaca y de gira por el país, rememorando en apenas dos horas de pura ensoñación la tradición heredada de coreógrafos como Marius Petipa y la mítica escuela creativa de Tchaykovsky; cuyo ballet más reconocido; El Cascanueces, basado en el cuento de Ernst Theodor Amadeus Hoffman; fue estrenado por primera vez en San Petersburgo en el año 1982, poniendo así, junto con la academia rusa, la primera piedra
en la Meca del ballet clásico.
¿Hace cuanto que algo no te maravilla? Con esta frase el Russian Seasons; Magno ballet Estatal de Moscú; promete regresar para este 2010 con dos galas dignas de su estatura: Carmina Burana de Carl Orff y Bolero de Ravel. Mientras tanto, recorre el país respondiendo a la pregunta y confirmando que el adjetivo maravilloso a todas miras, le viene corto.
**

***


Reportó Amy. Blue.
Fotografías: * Pepita Jacaranda
***Encore Communications: Natalia Krapivina y cuerpo del Moscow Stanislavsky Ballet en Giselle.

1 comentario:

DamaNegra dijo...

Me hubiera encantado ir!