02 noviembre 2009

Cuando la muerte me vino a ver

Por:
Ricardo Mendoza Ocampo

¡Hola! buenas noches,
¡Sabes quien soy yo?
Yo soy la muerte,
Tengo una guadaña con la que
Rompo el viento,
Un reloj de arena, y una caperuza
Negra con la cual cubro mis cuencas
Ya vacías, yo realmente no se como soy,
Más quienes dicen haberme visto,
Dicen que soy negra, fea y fría.
Y cuando escuchan mi nombre,
Se persignan ante un dios que no conocen
Y le ruegan a los santos que me
Aparte de sus vidas.
¡Pobres tontos!
¡Que poco saben quien soy yo!
¡Yo soy la luz y la verdad!
¡Jamás digo mentiras!
¡Ni tampoco llego tarde a alguna de mis citas!
¡Por eso tengo mi reloj, mi reloj de arena
Que no me miente!
Yo soy hermana de la vida,
Las dos nacimos juntas cuando se hizo la creación,
Pero las dos nos odiamos tanto,
Ella por ser la vida,
Y yo por ser la muerte.
Pues la vida,
Pocas veces le sonríen alas criaturas.
¡La vida es como las mujerzuelas!
Que le ofrece lo mejor de si,
A todo aquel que tiene lujos joyas y dinero,
Pero desprecia al ser humilde.
Al débil, le castiga con enfermedades,
Al pobre, le niega la solvencia económica.
¡Dejándolo vivir en la mierda!
¡Y yo! ….

¡Y yo soy la muerte!..
Aquella que no le niega ni un beso a nadie,
¡Yo soy quien te salva del sufrimiento
Y del dolor!
¡Yo soy un ángel!...

Y soy como la madre, que espera de todos sus hijos

Que vuelvan de regreso a casa.
Y si te digo todo esto,
Es por que ya tenia una cita contigo.
Ahora bien,
Déjame darte un beso en la mejilla,
Toma mis manos, y partamos juntos.
¿Que te deje rezar un padre nuestro y un rosario?
¡Hazlo! ¡Hazlo!
¡Encomienda a quien tú quieras antes de partir!
¡Pues nuestro viaje será demasiado largo!
¡Vamos más allá del sol y las estrellas!
¡Mas allá del cielo y del infierno!
¡Mas allá de la tierra y de la luna!
¡Más allá de la nada y la eternidad!
¡Más allá de la imaginación de todo ser humano!
¡Allí es donde esta mi reino!
¡Un reino sin maldad ni sufrimiento!
Sin mentiras, sabotajes ni humillaciones,
¡Sin dolor sin rencor!
Y no tienes que pagar por este viaje,
Desde ahora todo es gratis para ti,
Ja, oh querido mió,
Ahora no solamente llenas de besos,
Mi rostro ya marchito por el paso de los siglos
Y milenios tristes,
Ahora también te abrasas fuertemente a mí,
Como si fuese yo tu novia fiel,
¡Que felicidad!
¿Nos vamos ya?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

muy nostalgico y divertido.

Regina O.P.

DamaNegra dijo...

Muy chido, ya lo habia escuchado!
Pròximamente se estara presentando el autor en un evento...se los recomiendo =)

Cazador negro dijo...

muy conmovedor.