22 octubre 2009

La levedad de los ánimos

Por:
Juan Francisco García Reynoso

Hace como un mes y medio en la calle de Comonfort, el ES3 y los colectivos Zoonar y Lazarillos de manera conjunta y en pos del aniversario del Frente Pro Casino de la Selva, decidieron proyectar los 2 documentales que en esencia muestran la lucha y el amor a la cultura por parte del frente conformado por la ciudadanía, ambientalistas y artistas que pelearon hasta que Costco hizo de las suyas al encarcelar a los compañeros. Los trabajos fílmicos corresponden a los cineastas Pablo Gleason y Óscar Menéndez.
Es de resaltar esta acción en donde se recupera de manera simbólica el espacio (la calle de Comonfort). Se basó, sin aspavientos y de manera pacífica, en llegar y proyectar el documental, sin permiso de nadie. La toma de un espacio a cambio de los espacios perdidos, como el del Casino de la Selva que simple y sencillamente representaba a Lowry y Bajo el Volcán; la arquitectura de Félix Candela; y la pintura de Icaza y Dr. Atl, por mencionar algunos datos y aspectos.
La filmación se proyectó en las paredes de la biblioteca del estado que dan hacia esta calle: tan simbólicamente era el espacio y la acción que hasta en este detalle se pensó. Nos queda claro. En alguna ocasión Óscar Davis escribió en el periódico, La Unión de Morelos, sobre las carencias de material y funcionalidad que ofrece la biblioteca del estado, Miguel Salinas, tan evidentes a la ciudadanía que da pena. Por eso, había que ofrecer a los niños, jóvenes, discapacitados y personas de la tercera edad de manera gratuita documentales en la calle. La idea, concretamente, es dar eso que no da el sistema, conciencia a la población. Sin demeritar a quienes gustan de todos modos de esta expresión de arte y nos han acompañado.
Como era de esperarse, por que la propuesta es muy noble, se han venido sumando más colectivos, como lo son: Moyematu y el Pregón. A la fecha se han proyectado cuatro documentales y una cinta de “ficción”, El Violín. La respuesta ha sido generosa, a la gente le da curiosidad el hecho de poder ver cine en la calle y de percatarse de algunos males que pululan dentro de nuestro estado. Por eso no extraña que empiece a circular la versión de que ya algunos actores políticos están tomando cartas en el asunto.
La idea de fondo es que la calle se convierta en un corredor cultural, donde no sólo seamos nosotros quienes la utilicemos, sino la comunidad artística independiente. Como también que se abra a conciertos y lecturas públicas. Por eso es bueno que la comunidad artística y sociedad morelense se entere de que se están planteando situaciones en lo oscurito, las cuales describo enseguida:


1. Es un rumor y muy fuerte, el que se plantea de que se abra la calle. Ya circula un papel que pide el consentimiento de los locatarios para que esto suceda, no conozco el documento, pero sí del motivo: Celos entre comerciantes. Lo terrible del asunto es que por cuestiones de revancha y económicas se afecte al sector cultural independiente. Este grupo rapaz y empresarial espera que el siguiente ayuntamiento, en cabildo, pase la propuesta.
2. A partir de que se empezó a tener actividades en Comonfort, algunos otros grupos de músicos y actores han empezado a mostrar sus trabajos de la misma manera que nosotros, es decir, haciendo uso del espacio en pos del arte y la cultura. Ahora bien, algunos de estos “eventos” (lo entrecomillo sin cuestiones que tengan que ver con la calidad), han estado programados por medio del Ayuntamiento de Cuernavaca. A mi me pareció extraño, pero ni tanto, sabemos como son los panistas. Con una sutileza común a sabiendas de que se puede tener otro tipo de actividades artísticas y culturales, se encuentran en la búsqueda de cómo regular el espacio. Se lo apropian y hacen de él lo que quieran, seguramente actividades catequizadoras. Lamento mucho por los amigos artistas que trabajan para este proyecto aleccionador y puro.
3. Existe la opción de crear un Fideicomiso conformado por “ilustres artistas” de Morelos. ¡ya existe una lista! ¡No me sorprende y menos los nombres! Los mismos de siempre, los que sirven a lo institucional. No se conforman, no hay saciedad. En la cultura también hay mafia.

4. Me parece terrible que el Ayuntamiento de Morelos y el Instituto de Cultura de Morelos no sacien tampoco su apetito. Voraz como siempre. Como si no tuvieran espacios y recursos. Pero bueno, si ocupan el borda para festejos de cumpleaños y matan gansos y peces, es y será porque efectivamente carecen de él.
Propuestas:
1. Respeten a la comunidad artística independiente, respeten a los peatones y sobre todo respeten las opciones que no son generadas por ustedes (ICM y Ayuntamiento de Cuernavaca) su ineficacia y poca ayuda a este sector está comprobado.
2. La comunidad artística independiente es capaz de organizarse y de hacer un trabajo conjunto con los locatarios que se ubican en esa calle. Somos trabajadores, responsables y pacifistas.

3. Si quieren colaborar el ICM y el Ayuntamiento, será bajo la coordinación de esta organización que, como muestra de honestidad, no estará conformada por vacas sagradas y sí, por gente que ha venido trabajando desde hace tiempo en la cultura de manera independiente.

P.D. ¡Que ya se vaya Calderón!

2 comentarios:

DamaNegra dijo...

No lo puedo creer...!!
Compañero espero que esos rumores no sean ciertos, espero que la comunidad artistica independiente no se deje, no nos dejemos...
esa calle se ha convertido en un gran espacio para la cultura, el arte, la calle es nuestra, esa y muchas màs que nos han ido quitando, para que no progresemos, para que no empezemos a pensar...
Hay q seguir organizando, uniendo y tejiendo una red con los artistas, locatarios y demas gente interesada en que la calle continue como un espacio abierto, publico y gratuito.
Te apoyo compañero!

Anónimo dijo...

que poca, es un lugar lindo para seguir haciendo cosas que no frieguen!!! informemos a todos sobre sus sucias intensiones.

Regina o.p.