06 febrero 2013

Welcome to the Django´film. Una crítica al último trabajo Quentin Tarantino.

Por:
        José PUMA

Django es el último trabajo del afamado directo Quentin Tarantino, cineasta que se caracteriza por el uso tan kitsch de la violencia, como del humor negro. Esta película cuenta las hazañas de un afroamericano, viviendo los horrores de la esclavitud, a la mitad del siglo XIX en Estados Unidos. Pues bien, esta sujeto de nombre Django, es apoyado por King Schultz, quien patrocina, no solo su liberación, sino, también su venganza y el rescate de su esposa –también afroamericana-.


Por supuesto, y como ocurre casi siempre, la película por ser de Tarantino, fue más esperada que nada, y es que si bien, no es la mejor película del director, si es un filme western que homenajea a su forma, las películas de este género. La violencia, los gritos, los rictus de dolor y la sangre a chorros, no dejarán de ser nunca la huella de Tarantino, pero este trabajo en especial, trae consigo la carga de saber que la historia de la humanidad, ofreció momentos, casi tan bizarros como los que Quentin aquí nos muestra.

La fotografía es precisa, muestra paisajes reales, con muchas sombras, prados solitarios, que lo mismo transmiten libertad, como miedo a ser aprehendido. Ahora, si hablamos del guión, es básico, como casi en todas las películas del director, pero no vacio, su sencillez es el mejor atractivo, porque la escena, los ángulos, la iluminación y la incertidumbre, son la mano que atrapa al que ve la película.

El elenco, muy bueno. Pero hay que decirlo también, quedo muy claro que la incursión de un Di Caprio o un Samuel L. Jackson, solo fueron ganchos de mercado, sin necesidad alguna, eso sí, excelentes actores –también había que decirlo-. Fuera de ello, las actuaciones de Jamie Foxx y Christoph Waltz, como Django y King Schultz respectivamente, fueron estupendas.

Entre otras cosas, este filme ofrece una rica banda sonora, que valdrá la pena disfrutarla por separado a la película. Pero que da, dentro del filme, una atmosfera épica al momento trascurrido en pantalla.

Una película recomendable, eso sí, utilice un cojín si piensa verla en cine, o si la ve en casa, un buen asiento, pues su duración es de tres horas en las que usted podría entumirse en varias ocasiones, mientras acaba con sus uñas.

No hay comentarios: