08 noviembre 2011

100 PELÍCULAS MEXICANAS DE TERROR (Séptima entrega)

Por:
     Carlos Eduardo Díaz

61.- La señora muerte (1967), de Jaime Salvador. Una
desfigurada mujer ordena a un grupo de científicos que secuestren a hermosas jóvenes para implantarle sus partes y así lograr ser bella otra vez.


62.- Ella, Lucifer y yo (1952), de Miguel Morayta. Un hombre desesperadamente enamorado vende su alma al diablo con tal de ganar el amor de una hermosa cantante.
63.- El hombre y el monstruo (1959), de Rafael Baledón. Un pianista desesperado cambia su alma a cambio de talento. La letra pequeña del contrato dice, sin embargo, que cada vez que interprete una melodía, se transformará en monstruo.

64.- El jinete de la muerte (1980 o 1981), de Federico Curiel. Un gallero se convierte en emisario de la muerte. Él debe llevarle las almas de los recién fallecidos.

65.- La muerte enamorada (1951), de Ernesto Cortázar. Comedia. La muerte llega por un agente de seguros al que todo le ha salido mal. Durante su vida, prometió entregar tantos años con tal de revertir su suerte. El hombre pide un favor: unos días más para disfrutar de su familia; ella accede con la condición de vivir con él para vigilarlo.

66.- El barón del terror (1961), de Chano Urueta. Un criminal hereje es condenado a la hoguera, pero antes de morir maldice a sus ejecutores. Doscientos años después regresa para vengarse, asumiendo la identidad de un extraterrestre que devora cerebros.
67.- Museo del horror (1963), de Rafael Baledón. Varias mujeres desaparecen misteriosamente, lo que provoca pánico en la ciudad. Todo parece apuntar hacia un museo de cera, cuyas figuras son impactantemente reales.

68.- Autopsia de un fantasma (1966 o 1968), de Ismael Rodríguez. Comedia. Un fantasma es condenado a vagar por una casona hasta que no encuentre el amor verdadero.


69.- Ángeles y querubines (1971), de Rafael Corkidi. Historia de vampiros con impecable fotografía. Una mujer vampiro seduce a un hombre, sólo para entregarlo a una impactante dama: el demonio.

70.- La cámara del terror (1972), de Jack Hill y Juan Ibáñez. Presencia del actor Boris Karloff en el cine mexicano. Un científico prueba en mujeres jóvenes una piedra que modifica las emociones humanas.