24 enero 2011

Un breve vistazo a la Revenge movie.

La Película
La Venganza
La Vengadora
El tiro de gracia
Lady Snowblood
Shurayukihime
Dir. Toshiya Fujita
Japón
1973


Syura-Yuki Hime ha heredado la venganza.  Lleva el deseo en la sangre y no le queda más que fundirse con él en batalla hasta vengar  a su madre ultrajada, su padre muerto y  sí misma; nacida en prisión y maldita con el peso del odio sobre sus hombros.
Meiko Kaji comenzó a principios de los 60 una exitosa carrera como cantante y actriz. Ella encarnó en su figura de muñeca de pastel el molde de la heroína hermosa pero brutal que carga cañones alemanes y aplaca a todos a katanazos y patadas. Es de las pioneras del estilo action girl y la que vistiendo un tuxedo o un virginal kimono blanco, abrió paso a todas las Alices, las Laras Croft y hasta las Barbaras Blade que ahora pululan por doquier.
Se trata en realidad de una serie live action basada en un antiguo manga de Kazuo Koike.  Producto de una vertiente muy conocida y de gran consumo en Japón, este film se apareció en su momento junto con la oleada de películas asiáticas de acción y artes marciales. Así, la historia conserva las peculiaridades de las tramas propias del manga y un grafismo particular que hasta cierto punto, tiene que ver con la forma de montar, iluminar y rodar a principios de los 70.
Sobra decir que de aquí es de donde Tarantino se ingenia su personaje de Oren Ishi y de donde ha tomado dos de los temas musicales de la serie para inlcuirlos en Kill Bill.








Made in USA
Dir. Jean Luc- Godard
Francia 1966
En la efervescencia bien conocida de la juventud francesa de finales de los 60, Paula Nelson se embarca en una elocuente odisea pop donde reinará la sangre y la pólvora; esto cuando su amado es asesinado en medio de una cacería de brujas.
Anna Karina, la musa inspiradora y rostro godarniano por excelencia, en el papel de la diosa A Go-Go que persigue sin descanso y hasta el último segundo la venganza prometida.
Discreto muestrario de los estertores que hicieron de Week- end la cumbre del efectismo lúdico de Godard. Memorable Largo a color  que no escatima en momentos gloriosos y que constituye una cátedra sobre narrativa visual cortesía de la Nouvelle Vague.
Vertiginosa, complicadísima y verdaderamente deliciosa es una de las lecciones que Tarantino no olvida y que demuestra –una vez más-porqué Godard es quien es. Tampoco se olvida el cameo de una Marianne Faithfull adolescente y hermosa cantando As tears go by a capella, mucho antes de convertirse en la neobeat clavada post Rolling Stones que sería más tarde.
The Bride wore black
La Mariée était en noir
Dir. Francois Truffaut
1968
Julie Kohler intenta suicidarse tras ver morir a su prometido a puertas de la iglesia el día de su boda. De súbito, la tristeza muta en un apremiante deseo de venganza
que comienza meticulosamente con un top cinco de la muerte.
Jeanne Moreau es la novia vestida de negro. Y la ilustre autoridad  para quien no hay más que hablar que de exito. Su experiencia radica, asi como en Truffaut; en Antonioni, Duras, Ozon, Wenders, Besson, Angelopoulos, Fassbinder, Kazan, Welles, Renoir, Malle, Demy, Buñuel, Godard, Vadim…
El score de esta obra fue compuesto por Bernard Herrman, autor de cabecera de Alfred Hitchcock y responsable de los scores de Psicosis y La ventana indiscreta entre otras. Y en efecto, este es un thiller, y uno con mujeres de por medio. Una combinación que gustó a Truffaut aunque no pareciera (un año después rodaría otro thriller: Mississippi Mermaid). Truffaut le da poder como pocos a sus heroínas ofreciendo cierto disfrute masoquista. Imprescindible y definitiva.
Thriller- A cruel Picture
(They call her one eye)
Dir. Bo Arne Vibenius
Suecia
1974
Un aventón en un camino rural lleva a la jóven Madeleine a un departamento donde chicas que permanecen cautivas son obligadas a prostituirse. Madeleine; ya traumatizada por una violación en la infancia; pierde un ojo en una golpiza de sus captores y se hunde a velocidad  en un abismo de adicciones durante el largo proceso de violencia y humillación. Ahora, con su vida destruida; se prepara con cautéla para cobrar venganza.
Christina Lindberg, preciosa estudiante de periodismo y articulista de revistas para caballeros, hizo carrera cinematografica en Suecia, Japón y Alemania con exóticos filmes como éste. Todos serie B; de corte erótico,  softcore y en la total veta del exploitation.
Eurotrash en su estado mas puro. violencia seguida de sexo, y violencia y sexo juntos; hicieron de Thriller un trabajo de culto.
Presumiendo de ser la película más violenta jamás vista en la década, Thriller ha ganado adeptos con el tiempo, pues el ambiente sobrecargado y el efectismo serie b es adictivo. Una película chocarrera y fascinante de donde otra vez, Tarantino saca los parches de pirata, las chicas que conducen como diablos y las escopetas cuatas para volverlas basics del; diría Aviña; true crime  cinema de las últimas décadas.
The Last house on the left
Dir Wes Craven
Estados Unidos
1972
Dos jóvenes amigas planean un fin de semana salvaje donde el clímax será el concierto de una banda políticamente incorrecta -y de culto- en una ciudad  cercana.  Pronto, lo que creían una parada rápida para abastecerse de mariguana sus caminos se cruzan con el de una banda de sicópatas a quienes les acompaña la mismísima muerte.
Estelle Collingwood es la madre de Mari, la menor de las chicas y el verdugo que cobrará cualquier crimen cometido. Cynthia Carr; antigua colaboradora del LA Weekly, la revista Interview  y sin experiencia como actriz interpreta este único rol de su variada carera para el debut de Craven.
La opera prima de Wes Craven es el trabajo que anuncia su entrada por la puerta grande al cine de culto y confirma porqué este autor puede presumir de tino y lustre.
Sin la faramalla de cualquiera de sus series posteriores, este trabajo es una larga agonía que perturba al que más y que sin duda sienta sus propias pautas. Apela a una genuina sensación de horror; se afirma en su planteamiento y se ahorra las vueltas de tuerca innecesarias.
Oscura y directa. Eficaz y bien violenta. El año pasado tuvo su remake, pero lo que merece es un reestreno al menos en  dvd.
Ms. 45.
Ángel de venganza
Dir. Abel Ferrara
Estados Unidos
1981
Thana trabaja en una maquiladora. Es tímida pero bonita y amable. Tiene un piso pequeño, un gato negro y es sordomuda desde niña. También tiene el turno de la noche. Y su vida dará un vuelco insospechado. Que tres desconocidos la violen con lujo de violencia es apenas el principio.
La sueca Zoë Tamerlis Lund, quien trabajó de cerca con Ferrara en el guión de Bad Lieutenant y que falleció a los 37 años de una falla cardíaca provocada por el consumo de cocaína.
Como todos los relatos de Ferrara, este dista mucho de ser un simple cuento perverso sobre la venganza. El director neoyorquino hace de un evento brutal una revelación; y del proceso de revancha una epifanía. Aquí, la presa no solo se vuelve cazador siguiendo todas las de la ley del ojo por ojo; si no que descubre través de la violencia, la escurridiza chispa de la vida, encontrándose cara a cara con un yo siniestro que ni ella sabía que existía.
Delirante.
Symphathy for lady Vengeance
Señora Venganza
Park Chan Wook
Corea 2005
Un asesino de niños seduce  a una preparatoriana y la orilla a asumir la culpa por los crímenes cometidos. Luego de 13 años tras las rejas, mucho sufrimiento y remordimientos; la otrora dulcísima Geum Ja pone en marcha un cuidadoso plan que le garantiza la venganza.
Jeum ja es Yeong-ae Lee cuya una extensa carrera en la televisión surcoreana la llevo a ojos del director para interpretar a la amable jovencita de aires santos cuyo destino la confirmará  como una verdadera mártir.
Deslumbrante. La exquisita trilogía coreana de la venganza culmina con este film, el más vistoso y lucidor por donde sea que se le vea. Park Chan Wook crea sus propias constantes y establece un estilo refinado y poderoso. Su gusto por los temas escabrosos, su lente incisiva y su habilidad para crear realidades elegantemente bizarras, lo hacen el indicado  para recuperar la esencia de la revenge movie.


Hard Candy
Niña mala
Dir. David Slade
Estados Unidos
2005
Una cita entre Hayle y Jeff ( una ninfeta andrógina y cachonda y un treintón entre filoso y cool; respectivamente) concretada en un chat room  empieza a ponerse caliente. Los comentarios suben de tono y de pronto el depa de soltero parece campo de batalla. Y es que un oscuro evento del pasado revela que entre Hayle y Jeff no hay simples coincidencias
Ellen Page, el nuevo prototipo de la chavita que no tiene un pelo de tonta y si mucha templanza y madera de musa subterránea (a lo Tora Birch o Sarah Poley en su debido momento) desplegando un halo de ingenio color negro judicial.
David Slade toma una idea casi cifrada sobre la venganza y la mezcla con Page. A esto le agrega un escenario mínimo,  mucho vértigo en los recursos narrativos, una rola tremenda de Blonde Redhead y lo que obtiene, es un coctelazo para dejar mareado hasta al incrédulo. Aun cuando para muchos pueda resultar un choro demasiado elaborado, este es un relato redondo y eficaz que rescata la esencia del thriller con sus mecanismos de terror sicológico.
Garantizada la pompa al borde de la butaca.
* Por La Musa Electrónica

No hay comentarios: