12 septiembre 2011

El chingado prejuicio...

Por:
      Cristian Isabel

Hace 5 años, el Ministro de cultura de Zanzíbar (isla al sureste de África), considero pertinente, rendir un adecuado homenaje a Farrokh Bulsara (FREDDIE MERCURY). Hijo prodigo del lugar, por su aportación musical en el mundo. Todo parecía estar listo, para que el 5 de septiembre, pudiera celebrarse el tributo al cantante, y su cumpleaños 60. Pero a mediados de agosto del 2006, una organización llamada Movilización y Propagación Islámica, pidió al Ministro de cultura que suspendiera la celebración a gran escala.



Dicha organización alegaba que Mercury no era de Zanzíbar, y que al ser homosexual, contradecía su interpretación de la Sharia (Ley Musulmana). Azan Khalid, integrante de este cavernario grupo extremista, consideraba que el hecho de asociar a Mercury con Zanzíbar, degradaba a la isla, que es parte del Islam, “Violó (Mercury) el Islam con su estilo de vida extravagante”.


Finalmente, la celebración fue cancelada, Mercury resulto ser un hijo muy incomodo para la hermana republica de Zinzerebro, digo, Zanzíbar. Dejando con ganas de festejo a casa 500 mil admiradores de la obra del Mr. Bad Guy.


Ser homosexual no es opción, nadie decide en los gustos y preferencias del otro. Lamentable que en pleno siglo XXI, siga siendo la homosexualidad, tan incómoda como en el Medievo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

DE ZANZIBAR O DONDE VENGA ESA RETROGRADA FORMA DE VER AL PROJIMO, Y EN ESTE CASO AL ARTISTA, NUNCA ACERCARA AL SER HUMANO....PERO BUENO, AHI ESTA SU MUSICA Y QUE LOS SEGUIDORES DE MERCURY EN SU LUGAR DE ORIGEN LO SIGAN APOYANDO, A PESAR DE ESTA FORMA FUNDAMENTALISTA(LEASE FANATICA) DE ETIQUETAR A UN ARTISTA.