30 abril 2012

14 niños muy conocidos…

Por: euGENIO ZAMORA MOJICA







Este decaloco está dedicado a los niños, y a los que se sienten como tales. ¡Disfrútenlo!

Alicia (País de las maravillas): Personaje infantil memorable. Cuenta la historia que el escritor ingles Lewis Carrol se enamoró de una tierna niña llamada Alice Liddell; personaje que más tarde sería inspiración para la hoy tan recordada Alicia, aquella que viajaba al país de las maravillas, tras un conejo blanco que portaba un reloj.



Ana Frank: Anneliese Marie Frank Es el nombre de aquella chiquita que vivió en un sótano por casi dos años, durante la guerra mundial. En ese periodo escribió un sentido diario donde plasmaba cada uno de los sentimientos que se presentan al estar en cautiverio, a la sombra de la muerte a manos del régimen nazi. Su diario fue encontrado años más tarde al suceso, se convirtió en un best seller, y más tarde en un filme.


Bart Simpson: De la imaginación del buen Matt Groening llega este personaje, capaz de regionalizarse con cualquier sociedad del mundo. ¿Quién lo diría? Groening escribió acerca de una sociedad netamente gringa, a través de una amarilla familia llamada Los Simpson, y resulta que sus vicios, también son los nuestros. Bart juega ese papel importante entre padecer a los adultos y seguir sus malos pasos.

Chabelo: La televisión mexicana ha tenido en sus filas un sinnúmero de actores adultos haciéndola de niños, el caso de Chabelo resulta curioso, pues su único personaje en más de 50 años de carrera ha sido el de un niño, que cada domingo regala avalanchas, pantallas, salas, juguetes y dotaciones de dulces en su programa En familia.

Charlie Brown: Charles Schulz fue el caricaturista que da vida a Charlie, un chamaquito de 6 años tímido, nervioso, pero responsable y de familia. A través, originalmente de una historieta, muestra las aventuras propias de su edad en comparación con el poco entendimiento de los adultos. Se dice que este personaje fue el antecedente de Mafalda, cuando al dibujante argentino Quino le encargan realizar un comic publicitario que recordara a Charlie Brown y sus amigos.


Dorothy (mago de oz): Basado en el libro El maravilloso mago de Oz de L. Frank Baum, se filma en 1939 El mago de oz, quizá el filme musical más afamado. El personaje sobre el que gira la historia es una niña campirana de Kansas, huérfana que pasa sus días en el campo al lado de su tía Emma y su tío Henry, un buen día, un tornado arrasa con su casa hasta llevarla a la tierra de Oz, un psicodélico lugar donde Dorothy conocerá a su equipo ideal para las aventuras que está por vivir.


El chavo del 8: Roberto Gómez Bolaños es el culpable de crear este personaje entrañable. El chavo del ocho en México se volvió polémico; algunos descalifican sus inocentadas, otros las aplauden por ser humor blanco, otros lo tachan de básico, y otros siguen viendo sus capítulos a más de 20 años de extinto el personaje. Lo cierto es que el Chavo y su elenco y su vecindad, han llegando a los televisores no solo de América latina, también de otros países no precisamente de habla hispana.


El Principito: Del aviador y escritor francés Antoine de Saint-Exupéry surge El principito, en 1943. Este libro cuenta las hazañas de un infantil príncipe salido de otro planeta, que encara, cuestiona y critica, de manera filosófica los males del adulto. Resalta en todo momento la perdida de sensibilidad, paciencia y entendimiento que los “grandes” comenten con los chavitos. Saint-Exupéry exalta, perfectamente a través de sus metáforas constantes, la búsqueda de sentimientos, hoy extintos en algunos núcleos; amor y amistad.


La Cándida Eréndira: Personaje emergido de la imaginación de don Gabriel García Márquez en 1972. Eréndira es una menor de edad, quien al quedar huérfana, vive con su desalmada abuela, una ñora a la que si viviera, ya le hubieran caído todas las comisiones de derechos humanos habidas y por haber. Eréndira es explotada sexualmente por su abuela, llevándola de gira de un pueblo a otro, a modo de hacerse de muy buen dinero. Esta novela corta de don Gabo es la triste historia de la explotación infantil en muchos países de nuestro mundo.

Mafalda: Entrañable, querida, leída y necesaria resulta la Mafalda de Quino; hoy Mafalda de todos. No sé si el autor argentino que le dio vida, se imaginó el impacto de su Mafaldita. Este personaje surge como una respuesta argentina al conocido chaval llamado Charlie Brown; pero definitivamente el mensaje de esta sudamericana, la certera forma de decir -¿Qué pasa aquí?- vuelve a Mafalda un referente obligado para quien osa en escribir tiras cómicas.


Memin Pingüin: En 1943 Memin Pingüin ve la luz gracias a doña Yolanda Vargas Dulché, autora de varios melodramas llevados mas tarde a la pantalla chica. Memin es un simpático negrito promotor de los valores de la familia, como el amor, la amistad y la ayuda a los demás. Pingüin es leído en otros países, aparte de México, obligándolo a ser un referente inmediato de nuestro comic.


Momo: Una historia entre la ficción, la crítica social y la filosofía es lo que lleva a Momo a vivir lo que vive, en la obra literaria del mismo nombre –Momo-. Michael Ende, publica en 1973, la historia de una niña capaz de entender a la gente, de dar respuesta a sus preguntas y de crear solución donde parece no haberla, Momo es el nombre de esta chiquilla que un día conoce a los Hombres de Gris, quienes representan al Banco del Tiempo; una institución que guarda tu tiempo, para ser ocupado únicamente en cosas “útiles”. Así que el arte, el deporte y la diversión se dejan de lado para únicamente ocuparse en trabajar, creando una sociedad igualitaria que no conoce más que un ritmo de vida gris, sin pasiones ni emociones. Para esta organización Momo representa un problema y es necesario deshacerse de ella. Esta novela representa una fuerte critica a los sistemas capitalistas que eliminan poco a poco lo humano de la gente.


Oliver Twists: Entre 1837 y 1839 se editó en Inglaterra una novela por entregas, que narraba las aventuras de un niño de 14 años; Oliver Twist. Quien de ser un chico huérfano es inducido en la mafia con niños; dedicada a la explotación de menores y al robo a base de fardar. Twists vive muchas hazañas que lo llevan del bien al mal en un chasquido. Esta historia escrita por Charles Dickens, describe perfectamente las laberínticas calles de la antigua Bretaña, donde la miseria, y la aristocracia convivían “de lejitos”.


Tom Sawyer: The Adventures of Tom Sawyer es el título del libro que narra las hazañas del buen Sawyer, quien habita a las orillas del rio Misisipi. Con la inocencia y la energía de un chamaco, vive un sinfín de aventuras en las que su hermano mayor Sid, resulta ser el bullying perfecto. Esta historia fue escrita por Mark Twain en 1876.





1 comentario:

Libertad Mata dijo...

Que buen artículo, recordando que los niños son importantes por sus hechos y su historia :D